Principal | Yagé y EMC | Salud y Chamanismos | La gente vegetal | Eco-madre tierra | Cuido mi cuerpo | Rico y sano | Hartas Artes |
Culturas y Tendencias | Contactos

Revista
“Visión Chamánica”
Website: www.visionchamanica.com
Director / Editor
Ricardo Díaz Mayorga
c/e:
chamanic@visionchamanica.com
 neochamanic@gmail.com

Tel. Móvil: 310-785 9658
Tel. fijo en Bogotá, Colombia:
302 3044


 

Su opinión sobre este artículo

Nombre:

E-mail:

Su Comentario:

   

 

 

Comentarios

 

Arte visionario

Kené, arte Shipibo-konibo
 

“Kené” significa en lengua shipibo-konibo diseño –los shipibo son indígenas que habitan la cuenca del río Ucayali, en la Amazonia peruana–. La palabra kené es utilizada para designar los patrones geométricos hechos a mano sobre una variedad de superficies: el rostro, el cuerpo, las paredes externas de las cerámicas, los textiles, las coronas de los chamanes, las bandas de chaquiras, los remos y otras piezas de madera… En abril de 2008 el Instituto Nacional de Cultura del Perú declaró al kené Patrimonio Cultural de la Nación.
El arte de trazar kené es femenino y es considerado materialización de la energía o fuerza positiva conocida como koshi, de las plantas llamadas “rao”, o plantas con poder, entre ellas la ayahuasca. Una artista shipibo cuenta: “Si quieres ver algún dibujo en tu ojo mismo toma ayahuasca. El abuelo tomaba ayahuasca y allí veía toda clase de diseños, él me enseñó a ver los dibujos.”
Hasta el 15 de marzo se puede ver la exposición de arte Shipibo-konibo en el Museo de Trajes Regionales de Colombia, en Bogotá.

 

 


 

 


 
 




 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El kené tiene una finalidad estética y terapéutica. Para los shipibo-konibo embellecer a las personas y a las cosas, con los grafismos de la energía de las plantas cura los males de origen físico, sicológico, social y espiritual.

 

 

Inicio  >  Hartas Artes > Arte Shipibo


Arte visionario
Kené, arte Shipibo-konibo


El grupo étnico shipibo-konibo habita tradicionalmente la cuenca del río Ucayali, uno de los principales tributarios del río Amazonas en el Perú. Pertenece a la familia lingüística Pano y se caracteriza por tener un estilo de vida ribereño. Es actualmente uno de los grupos indígenas con mayor población en la región.
En la actualidad los shipibo aseguran su subsistencia combinando diferentes actividades productivas. Los hombres cazan, pescan siembran las chagras y jornalean; las mujeres trazan los diseños kené en los objetos de uso cotidiano y en los productos destinados al mercado de artesanías.
La cuenca del Ucayali ha sido un espacio de coexistencia e intercambio cultural de notable complejidad y riqueza. El desarrollo del arte shipibo-konibo es fruto de estos intercambios culturales históricos y en los últimos años, del crecimiento del turismo en la localidad.
Recientemente algunas comunidades se han asentado en la cuenca del río Purús, así como en los centros urbanos, especialmente en Pucallpa, la segunda ciudad de la Amazonia peruana, donde vive la mayoría, y en la vecina comunidad de San Francisco de Yaranicocha, uno de los principales lugares de producción y comercialización de objetos adornados con kené.


Kené, arte Shipibo-konibo
“Kené” significa en lengua shipibo-konibo diseño. La palabra es utilizada para designar los patrones geométricos hechos a mano sobre una variedad de superficies: el rostro, el cuerpo, las paredes externas de las cerámicas, los textiles, las coronas de los chamanes, las bandas de chaquiras, los remos y otras piezas de madera.
No es un arte figurativo; el arte de trazar kené es femenino y es considerado materialización de la energía o fuerza positiva llamada koshi, de las plantas llamadas “rao”, o plantas con poder, entre ellas la ayahuasca –Banisteropsis caapi– y el piripiri –Cypreus sp.– que ocupan un lugar central dentro de la cosmovisión y el arte de los shipibo-konibo, pues están emparentadas con la anaconda primordial y tienen el efecto de hacer ver diseños en visiones. Las mujeres ven kené en sus “pensamientos”, gracias al uso ritual de piripiri materializan sus visiones, pintándolas, tejiéndolas y bordándolas en los cuerpos, las telas y los utensilios.
El kené tiene una finalidad estética y terapéutica. Para los shipibo-konibo embellecer a las personas y a las cosas, con los grafismos de la energía de las plantas cura los males de origen físico, sicológico, social y espiritual.
Teresa Flórez, artista shipibo cuenta: “Si quieres ver algún dibujo en tu ojo mismo toma ayahuasca. El abuelo tomaba ayahuasca y allí veía toda clase de diseños, él me enseñaba a ver los dibujos. Yo he visto toda clase de diseño. Despiertas y lo haces en la tela. El diseño ya está en tu mente. Si quieres bordar o pintar haces lo que quieres… los bordados son en cañamazo, en tocuyo. Antiguamente tejíamos las telas, ahora no hay tiempo. Del barro blanco sale el color negro, de la corteza del nogal el caoba, se pinta con un palito, el diseño que ya está en tu mente”
El arte del kené se realiza con trazos de un mismo grosor, que se tocan entre sí, formando un circuito de caminos en forma de laberinto. La certeza y finura de las líneas, las curvas y ángulos, la proporción de espacios en blanco y la integración de los trazos en un conjunto visual armónico, miden la maestría de la artista.


Arte Textil
Antiguamente los shipibo-konibo sembraban algodón en sus chagras, hilaban y tejían las telas; empleaban colorantes naturales para pintar los diseños en las faldas, “cushmas” y coronas. Las artesanas no emplean ningún instrumento para medir los trazos, no hacen maquetas ni borradores. Se colocan frente a una tela y comienzan a plasmar diseños guiándose por las visiones de sus pensamientos. Los trazos representan un armazón de caminos por los que los seres viajan comunicándose entre sí y transportando conocimiento, objetos y poderes.
Actualmente las mujeres shipibo emplean diversos métodos de trazado del kené. Algunos son pintados con barro y corteza de nogal, utilizando una astilla de madera o un pincel, sobre telas industriales. Otros son bordados con hilos de colores y cosidos como aplicaciones; también se encuentran hechos en telar con hilos de algodón de diferentes tonalidades para componer tejidos de diversos tamaños, paños y pulseras.
En abril de 2008 el Instituto Nacional de Cultura del Perú declaró al kené Patrimonio Cultural de la Nación.


Editado con información de la Exposición por Ricardo Díaz para visionchamanica.com

Se publica en Febrero 28 de 2012
 


Principal | Yagé y EMC | Salud y Chamanismos | La gente vegetal | Eco-madre tierra | Cuido mi cuerpo | Rico y sano | Hartas Artes | Culturas y Tendencias Contactos

Copyright 2002- 2015 © Visión Chamánica
Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial del material textual y gráfico de esta página, así como su traducción a cualquier idioma, sin autorización escrita del editor.
Director-editor: Ricardo Díaz Mayorga chamanic@visionchamanica.com 
Teléfonos en Bogotá: 302 3044
Móvil:
310-785 9658
Bogotá, Colombia