Principal | Yagé y EMC | Salud y Chamanismos | La gente vegetal | Eco-madre tierra | Cuido mi cuerpo | Rico y sano | Hartas Artes |
Culturas y Tendencias | Contactos

Revista
“Visión Chamánica”
Website: www.visionchamanica.com
Director / Editor
Ricardo Díaz Mayorga
c/e:
chamanic@visionchamanica.com
 neochamanic@gmail.com

Tel. Móvil: 310-785 9658
Tel. fijo en Bogotá, Colombia:
302 3044


 

Su opinión sobre este artículo

Nombre:

E-mail:

Su Comentario:

   

 

 




 

Inicio  >  Hartas Artes > Orhan Pamuk

Literatura Contemporánea
La Vida Nueva

De Orhan Pamuk
Alfaguara. Primera edición en Colombia 2006
Reseña de Natalia Rodríguez*

Desocupado lector: sin juramento me podrás creer que quisiera que este libro, como hijo del entendimiento, fuera el más hermoso, el más gallardo y más discreto que pudiera imaginarse…
Don Miguel de Cervantes Saavedra
Prologo a "Don Quijote de La Mancha "


Pocas veces nos encontramos ante un texto que nos quite, literalmente hablando, del sillón del poder en el que dichosamente nos sentamos como lectores. Y Orhan Pamuk lo logra. Con La Vida Nueva, no es extraño verse enfrentado a un escritor que le exige a un osado lector a escudriñar hábilmente entrelineas. El autor nos propone, como si se riera de nosotros, una paratextualidad ligera, un titulo con aspavientos aparentes de “nueva era”, siendo ligero y rudo a un tiempo. Pero es también interesante en la recepción, que ante semejante provocación, el autor, respete al lector. A medida que corren las paginas, ya no es el autor el que propone. Una vez “desinstalado” el lector, incomodado y puesto en aprietos, ha emprendido una ardua tarea: la de construir el sentido del texto.

Pamuk, premio Nobel de Literatura 2006, nace en Estambul, Turquía en 1952. Su compromiso político lo ha llevado a denunciar y reafirmar el asesinato de un millón quinientos mil armenios en 1915 y treinta mil kurdos por parte de Turquía. Fue, por ese motivo, acusado bajo el artículo del código penal, que prohíbe insultar y debilitar la identidad Turca. Orhan Pamuk quiso, entre los siete y los veintiún años dedicarse a la pintura; pero al ingresar a la facultad de arquitectura en su ciudad natal, se da cuenta de su inclinación por una solitaria profesión; la escritura. Se gradúa entonces como periodista en la Universidad de Estambul y en su periodo de autoexilio, labora como docente visitante en la Universidad de Columbia.

En su obra encontramos una mirada sostenida en la influencia que ejerce occidente sobre las costumbres de oriente, entrecruzando en sus textos elementos de carácter simbólico y alegórico. De otra parte le interesa también el nombramiento de ese anhelado retorno a un pasado glorioso: es un sentimiento de amargura que no solo incumbe al pasado histórico, por un lado glorioso y por otro decadente, como lo fue el Imperio Otomano en la brillantez de su creciente poderío y su posterior caída, sino que embarga el paisaje y las nubes, la arquitectura, su carácter portuario y en fin, las costumbres del ciudadano estambulí, como lo es Pamuk, quien crece en medio de una familia acomodada y occidentalizada que ya ha olvidado incluso la lectura obligada del Corán.

Si nos detenemos en estos dos elementos que se entrecruzan, podremos dar cuenta de esos dos ejes que se repiten y se convierten en motivo recurrente de su obra. En la vida nueva un joven estudiante de ingeniería se siente atraído por un libro que la angelical Canan deja abandonado por “casualidad” en una mesa. La lectura del libro abrirá un universo tan atractivo para Osman Bey al punto de olvidar sus estudios y su familia; emprendiendo accidentados viajes por todo el territorio turco, en buses a los que nunca les falta un televisor que transmita melodramas amorosos e historias de vaqueros.

Pero al parecer, no solo es Osman el lector del libro, libro que la Gran Conspiración introdujo junto a ideales provocativos y sensuales de mujeres en revistas, la coca cola o la televisión; elementos que conforman un collage de marcas contra las que el Doctor Delicado ha emprendido la guerra y a la que le sobreviven entre otros pocos, la gaseosa Budak, natural de Turquía, y que algunos aun prefieren.

El líder de la Contra Conspiración ha acumulado objetos creyendo en su rigor avaro y a fuerza de guardar cosas, que así conservará intacta la memoria de oriente evitando así la amnesia colectiva. Su hijo, Mehmet, (y atentos al quiño del autor sobre los nombres de sus personajes) ha sido reclutado en las filas de la Gran Conspiración y, sin saberlo ha sido espiado por Zenith, Nahit, Movado, Omega y Seiko, todos enviados por su padre. El último espía resulta ser Osman Bey, su seudónimo, “huérfano Cincuenta”, y su misión; terminar con la vida de Mehmet

La novela termina con un Osman con diez años mas, casado, con una familia ¿habrá descubierto el camino que lo lleva a elegir esa vida nueva después del asesinato de Mehmet? Los tebeos del tío Rifki, el ferroviario, el juego de espejos del elemento contenedor de los caramelos vida nueva, el alter ego de Osman Bey, son pistas que solo usted, como lector, considerará si son importantes, si debe tener en cuenta para reconocer cual es el camino mas indicado a la Vida Nueva .




* Natalia Rodríguez es Profesional en Estudios Literarios de la Universidad Javeriana y ejerce actualmente la docencia universitaria.

 


Principal | Yagé y EMC | Salud y Chamanismos | La gente vegetal | Eco-madre tierra | Cuido mi cuerpo | Rico y sano | Hartas Artes | Culturas y Tendencias Contactos

Copyright 2002- 2015 © Visión Chamánica
Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial del material textual y gráfico de esta página, así como su traducción a cualquier idioma, sin autorización escrita del editor.
Director-editor: Ricardo Díaz Mayorga chamanic@visionchamanica.com 
Teléfonos en Bogotá: 302 3044
Móvil:
310-785 9658
Bogotá, Colombia