Principal | Yagé y EMC | Salud y Chamanismos | La gente vegetal | Eco-madre tierra | Cuido mi cuerpo | Rico y sano | Hartas Artes |
Culturas y Tendencias | Contactos

Revista
“Visión Chamánica”
Website: www.visionchamanica.com
Director / Editor
Ricardo Díaz Mayorga
c/e:
chamanic@visionchamanica.com
 neochamanic@gmail.com

Tel. Móvil: 310-785 9658
Tel. fijo en Bogotá, Colombia:
302 3044

 

Su opinión sobre este artículo

Nombre:

E-mail:

Su Comentario:

   

 

Comentarios

Me parece poco serio que un animal cualquiera pueda reflejar patologías humanas que tardan años en manifestarse. Y muy cruel el sacrificio de ese ser en pos del bien de un humano. La vida vale para todos. Hay medios menos sangrientos de diagnóstico hoy en día. Saludos
Carlos Gómez
Abril 16 – 2012
 

La información tiene una buena riqueza informativa, por lo cual agradezco al señor autor por la información, ya que me sirvió de mucha, ayuda para un trabajo .
Franzito Ztonee
Noviembre 1 - 2011
 

En la presentación me interesa, ya que he visto pocas veces y eso faltaba una investigación, por ello quisiera tener su libro como lo consigo ya que vivo en Baños del Inca-Cajamarca.
Noé Hucal
Mayo 28 - 2010
Re/ Escribe al mail del Dr. Reyna:

vrey26@yahoo.es

 

Está muy buena la investigación… Es maravilloso que pueda saber el diagnóstico y la cura de mi enfermedad. Me gustaría practicar dicha experiencia. Gracias por sus estudios que nos sirven de información.
Milica Zoranovich
Enero 31 - 2010
 

Bien, pero si es efectivo en diagnosticar ¿qué utilidad tiene para poder curar la enfermedad, si es que existe esa posibilidad?
Lady
Noviembre 26 - 2009

Re/ De acuerdo con los curanderos del Perú, y mis observaciones, la "limpia con cuy" conlleva una cualidad de curación (extracción) de la afección que afecta al paciente. Aunque de este tema no se ha realizado ninguna investigación.
Normalmente luego de la Soba el curandero prescribe al paciente el tratamiento a seguir para curarse de las afecciones que ha encontrado. Lo cual puede ser también otra soba con cuy.
De hecho, simultáneamente con la operación de la soba ocurre la "limpia" del organismo del paciente, en particular de las energías negativas y de las impresiones. Pero, cuánto de dichas afecciones son extraídas por la soba no se puede decir, si es 5%, 10%, 25 % o más.
Incluso hay curanderos que durante el proceso de diagnóstico dicen que "van a operar" al cuy, y con ello consideran que están operando al paciente, prescribiendo a éste que descanse y guarde reposo porque ha sido operado. Esto es más directo en el caso de tumores, para lo cual el curandero con cuidado retira la parte afectada del órgano del cuy.
Victor Reyna P.

 

 


   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Autor

 

Víctor Manuel Reyna Pinedo nació en 1953 en Lambayeque, Perú. Es profesor principal de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional de Ingeniería, en Lima, Perú. Obtuvo su Licenciatura en Química de la misma Universidad y se doctoró de Tercer Ciclo en Química Orgánica por la Universidad de Paris-XI (Orsay), e hizo su Post-doctorado en el Laboratorio de Stereochimie et des Interactions Moleculaires de la Ecole Normale Superieure de Lyon.
Sus áreas de investigación son Química Orgánica de Productos Naturales (Fitoquímica) y Medicina Tradicional Peruana (Etnomedicina). En los últimos 7 años ha publicado 2 libros y varios artículos en revistas científicas. Es expositor frecuentemente invitado a conferencias, seminarios y cursos en los temas de sus áreas de investigación.
E-mail: vrey26@yahoo.es

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Inicio  >  Salud y chamanismos > Soba del cuy


 

Medicina Tradicional Inca
La soba del cuy
Diagnóstico y curación en la medicina tradicional peruana

Por: Víctor Reyna Pinedo*

 

Carátula de la segunda edición del libro del Dr. Víctor Reyna –Lima, 2002–, en que se presentan los resultados de su investigación sobre la soba del cuy.



Para los curanderos peruanos la soba del cuy es un procedimiento de diagnóstico, pronóstico y curación de enfermedades, que se realiza frotando con un cuy todo el cuerpo del paciente, sacrificando luego al animal para examinar su organismo.

Como procedimiento de diagnóstico, el organismo del cuy reproduce las afecciones que tiene el paciente, y para el curandero la observación del organismo del cuy equivale a la observación del organismo interno del paciente.

El diagnostico del cuy consiste en dos partes: inspección de la parte externa del animal y examen de los órganos internos.

Para el examen de los órganos internos se requiere cortar con un cuchillo el abdomen en su parte central, separando la epidermis hacia ambos costados para que sean visibles los órganos interiores, y se procede a la observación de cada órgano, e incluso en algunos casos a la palpación de los mismos: órganos genitales, intestinos, riñones, páncreas, estómago, hígado y vesícula. Se corta el diafragma y se observan los pulmones y el corazón. Se continúa con la garganta. Finalmente, se despelleja la cabeza del cuy liberando el cráneo para su observación.

Los casos estudiados se seleccionaron entre las más de 500 sobas de cuy que tuve ocasión de observar del trabajo con pacientes realizado por un reconocido curandero residente en Lima, de los cuales 406 corresponden al trabajo sistemático que se realizó una vez por semana, durante los años 1992 y 1993.

Se estudiaron principalmente aquellos casos en los cuales el paciente contó con su diagnóstico clínico y se presentó una afección específica en el órgano correspondiente del cuy.

Para el estudio de los casos se tomó la (s) fotografía(s) del órgano afectado en el cuy; se seccionó dicho órgano y se lo colocó en una solución acuosa de formaldehído al 10% para su conservación; posteriormente, se realizó el examen histopatológico de dicho órgano (a cargo de un patólogo); y se solicitó los análisis clínicos respectivos al paciente. Toda esta información fue discutida con especialistas médicos y el patólogo/médico-veterinario.

Los exámenes histopatológicos que se realizaron en órganos de cuyes, pertenecientes a animales que se utilizaron en la soba de pacientes, concluyen en que tales órganos presentan afecciones (internas) específicas en el mismo órgano en el que tiene afección el paciente, y en la mayoría de ellos dicha afección guarda una relación directa con la afección del paciente. Estos resultados descartan la manipulación del cuerpo del animal por el curandero como origen de las afecciones en el cuy.

Para ilustrar estas propiedades de la soba del cuy presentamos el caso de una paciente (46 años) con diagnóstico clínico de cáncer uterino en el anexo derecho (ecografía pélvica, 31.Ago.93), quien había suspendido el tratamiento de radioterapia porque no sentía mejoría. La soba del cuy realizada el 23.Set.93 permitió poner en evidencia un carcinoma en el cuerno uterino derecho (Foto N°1), afección que también se ponía en evidencia en el examen histopatológico que se realizó con dicho órgano*

FOTO N°1.- Carcinoma en cuerno uterino derecho del cuy utilizado en la soba de la paciente ( S93.40-P279 / M - 46)

 



 

CONCLUSIONES

Se ha verificado la correlación que se presenta entre la afección que tiene el paciente (sustentada en exámenes –diagnostico clínicos) y la presencia de una afección especifica en el órgano análogo del cuy que ha sido utilizado en la soba <in situ>, el análisis macroscópico-fotografía y microscópico-estudio hispatológico del órgano del cuy).

 


Principal | Yagé y EMC | Salud y Chamanismos | La gente vegetal | Eco-madre tierra | Cuido mi cuerpo | Rico y sano | Hartas Artes | Culturas y Tendencias Contactos

Copyright 2002- 2015 © Visión Chamánica
Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial del material textual y gráfico de esta página, así como su traducción a cualquier idioma, sin autorización escrita del editor.
Director-editor: Ricardo Díaz Mayorga chamanic@visionchamanica.com 
Teléfonos en Bogotá: 302 3044
Móvil:
310-785 9658
Bogotá, Colombia