Principal | Yagé y EMC | Salud y Chamanismos | La gente vegetal | Eco-madre tierra | Cuido mi cuerpo | Rico y sano | Hartas Artes |
Culturas y Tendencias | Contactos

Revista
“Visión Chamánica”
Website: www.visionchamanica.com
Director / Editor
Ricardo Díaz Mayorga
c/e:
chamanic@visionchamanica.com
 neochamanic@gmail.com

Tel. Móvil: 310-785 9658
Tel. fijo en Bogotá, Colombia:
302 3044


 
Su opinión sobre este artículo

Nombre:

E-mail:

Su Comentario:

   

 

 

Comentarios

 

Es una planta muy hermosa.
Tatiana
Noviembre 9 - 2009
 

Excelente artículo, conciso, claro, fácil de aplicar y muy ilustrativo para los amantes de éstas maravillosas criaturas de la madre naturaleza.
Francisco Javier
Septiembre 24 - 2009
 

Excelente artículo. Didáctico y artístico por las bellas flores. ¿Puedo ubicarlas bajo un árbol de mango?
Amparo Quintero
Septiembre 14 - 2009
Re/ Sí, no vemos inconveniente para que la ubiques bajo un mango.

 

Excelente la forma de explicar; cultivo orquídeas, especialmente cattleyas.
Martha Susana Santos
Septiembre 3 - 2009
 

Muy completo e interesante.
Karina
Marzo 11 - 2009

 

Es interesante el cultivo de orquídeas de este género, me interesa su cultivo; cuento con un pequeño invernadero de 250 m2. y me interesa su producción. Agradezco esta información.
Herminio Reyes Jiménez
Julio 25 - 2008

Fabuloso...! Qué hermosa flor!
Mary Pino
Mayo 19 - 2008

Saben?, para mi boda usé en mi ramo de novia orquídeas, siempre me han gustado y siempre he querido tener orquídeas; mi hija me acaba de regalar una orquídea y para mí es el mejor regalo. Por eso es que he estado estudiando todo lo que tenga que ver con las orquídeas, porque quiero conservar mi orquídea. Este artículo es estupendo para mí ya que soy una principiante y me va a ayudar mucho, gracias por ayudarme en mis deseos.
Leila M. Ortiz
Marzo 7 - 2008

 



 


Símbolo de amor, lujuria y belleza, las orquídeas han fascinado al mundo durante siglos. En la Edad Media se utilizaban para la preparación de infusiones y remedios, también eran consideradas como un afrodisíaco y uno de los principales ingredientes de algunas pociones mágicas. Se dice que, cuando las orquídeas aparecen en un sueño, representan el deseo interior de ternura, romanticismo y amor.
 

 


 



 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Símbolo de amor, lujuria y belleza, las orquídeas han fascinado al mundo durante siglos. En la Edad Media se utilizaban para la preparación de infusiones y remedios, también eran consideradas como un afrodisíaco y uno de los principales ingredientes de algunas pociones mágicas. Se dice que, cuando las orquídeas aparecen en un sueño, representan el deseo interior de ternura, romanticismo y amor.

Inicio  >  La gente vegetal > Orquídeas

 

Las bellas

Género Cattleya


 

Cattleya (C.): orquídeas epífitas o litófitas, con crecimiento simpodial.
Son las más conocidas por producir flores muy grandes y llamativas y productos culinarios como la Vainilla.
Intensidad de la luz (candelas): 3000-5000 (alta)

Temperatura °C: Mínima: 12,  Máxima: 32

Humedad Relativa del Aire (%): 40 - 60
Hay aproximadamente 65 especies. Son originarias de los bosques húmedos de América Central y Suramérica, concentradas principalmente en las regiones Andinas del norte y occidente, especialmente en las regiones costeras de Brasil. También hay Cattleyas en México (Méjico), Panamá, Trinidad, Venezuela y Perú. Los colores de la flor de Cattleya imitan el arco iris y están entre los más intensos de todas las flores de orquídea.
Crecen como orquídeas epifitas en la copa de los árboles, con luz fuerte pero difusa, las raíces de estas plantas son gruesas, carnosas, y de desarrollo superficial. Los seudobulbos son una defensa contra la sequía periódica. Las Cattleyas se dividen en dos grupos:
Las cattleyas labiatas o unifoliadas:
Por lo general se encuentran es Sur América, sus flores son grandes y de pétalos anchos, tiene una hoja que sale del ápice del seudobulbo. Producen dos o tres flores, que duran de 1 a 4 semanas. Florece dos veces al año.
Estas cattleyas son muy populares por sus flores grandes y entre las especies mas conocidas están: Cattleya dowiana, Cattleya trianaeli, Cattleya mossaie, etc.
Las cattleyas bifoliadas:
Son de Centroamérica, tienen flores pequeñas (en racimos de 20 o mas flores) de mas intenso y variado color que las unifoliadas, y también su textura es mejor.
 

CULTIVO
Son fáciles de cultivar las Cattleyas híbridas o aquellas que se obtuvieron por el cruce entre especies del mismo género o especies de géneros diferentes (intergenéricos) como:
• Laeliocattleya.

• Brassocattleya.
•  Brassolaelio cattleya.
Nuestro clima tiene condiciones ideales de luz, temperatura, humedad y lluvias; sin mucho esfuerzo y sin necesidad de poseer conocimientos de Botánica se puede obtener éxito con las Cattleyas. Se las puede ubicar bajo un árbol, enramada, en un balcón, y cualquier otro lugar en donde se desenvuelvan y florezcan. Pero conviene tener en cuenta ciertas exigencias de estas plantas.
 

1. La luz
La luz es uno de los factores más importantes en el cultivo de las Cattleyas. Necesitan recibir luz brillante durante la mayor parte del día, un mínimo de ocho a doce horas de luz, siempre es mejor el sol filtrado de la mañana, nunca el sol directo del verano porque las quema; en verano las plantas deben estar protegidas. Se las ubica de Este a Oeste de manera que reciban la primera luz del día. La poca iluminación es una de las causas más frecuentes de la falta de floración de las orquídeas. Los tallos y seudobulbos deben crecer rectos y fuertes, sin necesidad de sujetarlos con estacas. El follaje de color verde oliva intermedio nos indica que las plantas reciben suficiente iluminación, lo contrario se observa en tallos y seudobulbos caídos, hojas de coloración verde oscuro, abundante follaje y nula floración. Hojas amarillas indican exceso de luz solar, en este caso tampoco hay floración.
El cultivador de orquídeas necesita observar y estudiar sus plantas para comprender si están a gusto.
 

2. Temperatura
En su hábitat natural reciben la influencia beneficiosa de los bosques, de las lluvias, de las condensaciones del rocío sobre las hojas y de las corrientes de aire, que aminoran el calor de esas regiones, manteniéndose una temperatura media entre 25º a 30ºC durante el día y 14º a 16ºC en las noches frescas, siempre con una alta humedad. Estando en cultivo, podemos procurarles la misma temperatura, así en días de excesivo calor de verano, con más de 35ºC, se les aumenta la humedad ambiental mojando pisos, pasillos, mesas, paredes del orquidario y también asperjando las hojas e instalando depósitos con agua debajo de las plantas para que su evaporación llegue hasta ellas. Nada mejor que instalar ventiladores y humidificadores en el orquidario para mitigar el calor.
La diferencia de temperatura entre el día y la noche es esencial para la salud de las orquídeas cultivadas, sea en la casa o en un orquidario, se necesitan 3º a 4ºC de variación entre el día y la noche.
Las Cattleyas nativas provienen de regiones húmedas, en donde la humedad relativa es bastante alta, entre 60 a 80%. Las lluvias tropicales son frecuentes y bien distribuidas durante el año, con unos 2 o 3 meses de sequía, pero durante ese tiempo se mantiene la humedad en los bosques y un rocío denso cubre las plantas. Durante el día desciende algo la humedad a causa de los vientos y vuelve a aumentar por las noches.
La floración está determinada por el fotoperiodo en algunos híbridos. Se trata de plantas de días cortos y es posible adelantar o retrasar la floración. El tratamiento fotoperiódico consta de 8 a 10 semanas de días cortos (3-6 horas/noche) con temperatura próxima a los 15ºC.
 

3. La circulación del aire
La circulación del aire es también un factor muy importante. Necesitan aire puro en movimiento para evitar enfermedades y plagas que afectan a nuestras orquídeas. El aire debe estar circulando continuamente alrededor de las plantas, especialmente en días de mucho calor y alta humedad.
En la naturaleza, las Cattleyas se instalan en las ramas más altas de gigantescos árboles, donde la ventilación es abundante así como la cantidad de luz que les llega.
 

4. Riego
Es un requisito importante en el cultivo de las Cattleyas. Recordemos que estas plantas no gustan de encharcamiento, debido a excesivos riegos, a la falta de drenaje en las macetas y al sustrato en malas condiciones. En sus hábitats naturales, las lluvias tropicales mojan las plantas pero las brisas las secan, permaneciendo las raíces secas durante la noche. En épocas de sequías, cuentan con recursos, como sus hojas suculentas, gruesas raíces y seudobulbos constituyendo un almacén de nutrientes y agua que las plantas utilizan. Son regiones en las que existe un régimen de lluvia con dos o tres meses de sequía.
La cantidad y frecuencia de riego depende de varios factores como: del clima, de la estación del año, de la cantidad de luz del día, del medio en que están sembradas, de la circulación del aire. Además no existen reglas rígidas al respecto y cada cultivador de orquídeas es dueño de aplicar sus propias experiencias. No se puede repetir el cultivo de otra persona al pie de la letra.
Una falta que frecuentemente cometen los principiantes es el excesivo riego para mantener húmedas sus plantas.
En invierno hay poca evaporación y por consiguiente el riego se hará en forma más espaciada, manteniendo el sustrato apenas húmedo.
En días de excesivo calor, con poca humedad ambiental, el riego será diario y en las primeras horas de la mañana, antes que caliente el sol, pues el agua que queda sobre las hojas las quema. En esta época del año las plantas se secan rápidamente, especialmente si hay mucha circulación del aire, en este caso se asperjan las hojas varias veces al día para evitar la deshidratación. Este problema puede ser mas serio que muchas enfermedades, su recuperación es muy lenta y no es raro que la planta se pierda. Se reconoce una planta deshidratada por los seudobulbos flacos y agrupados, las hojas opacas y ablandadas. Puede corregirse trasladando la planta a un lugar más húmedo y sombreado.
El riego debe hacerse en forma de lluvia suave para no destruir los nuevos brotes.
El sustrato en el que crecen las orquídeas necesita secarse antes de volver a regar; durante la noche debe permanecer seco.
Se recomienda un riego abundante, hasta que el agua salga por los agujeros de la base de la maceta, dos o tres veces en la semana; en esta forma se limpiarán las sales tóxicas acumuladas entre las raíces y el sustrato, residuos de los productos químicos aplicados con los fertilizantes y pesticidas.
Las orquídeas sembradas en tronquitos y placas de xaxí, necesitan riegos frecuentes, porque el agua se escurre más rápidamente; no así las que están en macetas con xaxí o sphagnum, el agua permanece en ellas por más tiempo; pero las que tienen como sustrato carbón, trocitos de pino, icopor, retienen el agua de riego por poco tiempo.
Conviene un sustrato poroso, de fácil escurrimiento, en donde las raíces encuentren suficiente circulación de aire.
Durante el crecimiento vegetativo de la planta, que se conoce por las nuevas raicillas que asoman en su parte delantera y por los nuevos brotes, el riego debe ser más frecuente; pero se limita en el momento en el que entran en reposo, cuando la planta completó su desarrollo y floración.
El agua transporta los nutrientes por toda la planta.
Evitar el agua fría de las cañerías y las que están tibias.
Es importante conocer la calidad del agua que utilizamos para el riego. El agua de las cañerías suele contener mucha cantidad de sales disueltas; una de ellas, muy dañina para las orquídeas, es el cloro (gaseoso) siempre unido al sodio, al evaporarse queda este último elemento tóxico para nuestras plantas, acumulándose entre las raíces. Un agua de riego, con sales tóxicas disueltas, hará que el proceso de ósmosis se invierta, y como consecuencia la planta se deshidratará. Mientras más agua le damos a una planta deshidratada, agravamos el problema.
Son buenas las aguas carbonatadas, con alto contenido de carbonato de Calcio y de Magnesio.
Si utilizamos agua de pozo, se hace necesario analizarlo para conocer su pH, o sea el grado de acidez y alcalinidad. Lo ideal es con un pH 5,5 o 5,7.
Las orquídeas rechazan las aguas con pH por debajo de 4 y por encima de 6.
El agua de lluvia es excelente para el riego, contiene elementos nutritivos que la planta necesita. Puede instalarse un aparato de intercambio iónico, remueve las sales obteniendo agua casi parecida a la de lluvia.
 

5. Siembra y materiales de siembra:
Da excelentes resultado cultivar Cattleyas en árboles del jardín, en donde no necesitan cuidados especiales de transplantes y riegos, en donde florecen estupendamente bien, pues aprovechan el rocío de las noches y las aguas de lluvia con sus nutrientes. El inconveniente para quienes persiguen fines comerciales es que las flores se deterioran en poco tiempo a causa de las lluvias, el viento y el sol. Prefieren árboles de corteza rugosa o corchosa para que las raíces se fijen y encuentren aireación. No existen orquídeas parásitas, sólo utilizan al árbol como morada. Al colocarlas en árboles, deben mirar del lado en donde sale el sol con la parte delantera o de crecimiento para arriba. Nunca sujetarlas con alambre, utilizar hilos de rafia o sisal o tiras de medias de nylon. Rechazan árboles resinosos y de corteza lisa, como coníferas, eucaliptus, guayabos y mango, éste último debido al follaje tupido que no deja pasar el sol. Son buenos el cocotero, el lapacho, el curupay-curú, jacarandá, palmeras, cítricos y otros árboles, pero deben estar sanos, libres de plagas que puedan transmitir a sus huéspedes. Aunque las orquídeas no sean parásitas responden mejor cuando se las cultiva en árboles vivos.
También pueden cultivarse en tronquitos, en planchas de xaxí, en macetas de cerámica o plástico.
Con unas 50 plantas de Cattleyas ya puede destinarse un lugar del jardín para el orquidario. El techo puede cubrirse con "sarán", una tela plástica especial que deja pasar la luz filtrada, con la graduación necesaria, 50% para Cattleyas adultas.
El sustrato más utilizado es el xaxí, nombre con el que se conoce en todos los países, por facilitar el transplante, además proporciona nutrientes a las raíces, se dice que el mejor abono para las orquídeas, es el xaxí nuevo. Se lo utiliza desmenuzado o desfibrado, cortado en trocitos, limpio de polvo o impurezas.
El xaxí es la corteza de un helecho arborescente que está en vías de extinción, su uso como sustrato para plantar orquídeas es antiecológico. También se utiliza como sustrato la corteza de pino mezclada con icopor, éste para facilitar al drenaje; el sphagnum y trocitos de carbón es otro medio de siembra. Toda persona que cultiva orquídeas encontrará el sustrato con el que obtenga resultados satisfactorios.
Las Cattleyas exigen medios esponjosos en donde las raíces se extiendan con facilidad, en donde encuentren aireación y que el agua de riego se escurra.
El sustrato viejo, degradado, pierde su porosidad se vuelve compacto y como consecuencia retiene la humedad, disminuyendo la indispensable aireación de las raíces.
Son recomendados los envases o maceta de cerámica, de paredes gruesas, con los agujeros de drenaje en la base, mantienen frescas las raíces; las que llevan los agujeros laterales dejan escapar el agua de riego con mucha facilidad.
Las de plástico son livianas y fáciles de transportar, mantienen el sustrato húmedo por más tiempo, además al hacer el transplante, las raíces no quedan adheridas a sus paredes
Referente a la necesidad de cambiar el sustrato envejecido cabe aquí una pregunta...
¿Por qué en la naturaleza las orquídeas viven muchos años en el mismo sustrato sin los problemas mencionados?
Parece que las grandes lluvias tienen un importante papel en la protección del medio. A esto se agregan los fuertes rayos del sol. Las neblinas nocturnas y centenares de otras condiciones que escapan de nuestra percepción. Uno de los factores más importantes es el hecho de que las raíces viven libres, recibiendo mucho oxígeno y alimentos en dosis moderadas.
Una planta de Cattleya necesita cambio de sustrato cuando: sus nuevos brotes se retrasan en el crecimiento, las raíces están podridas, falta de floración o floración pobre, las puntas de raíces y pimpollos son comidas por animalitos nocturnos que se resguardan entre el sustrato envejecido, (caracoles, babosas y cucarachas).

 

________________________________________________________________________________

 

Las bellas
Orquídea
 

 

 

 


Principal | Yagé y EMC | Salud y Chamanismos | La gente vegetal | Eco-madre tierra | Cuido mi cuerpo | Rico y sano | Hartas Artes | Culturas y Tendencias Contactos

Copyright 2002- 2015 © Visión Chamánica
Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial del material textual y gráfico de esta página, así como su traducción a cualquier idioma, sin autorización escrita del editor.
Director-editor: Ricardo Díaz Mayorga chamanic@visionchamanica.com 
Teléfonos en Bogotá: 302 3044
Móvil:
310-785 9658
Bogotá, Colombia