Albahaca

Albahaca

Esta planta de origen oriental, deriva su nombre del griego basilicón, que quiere decir real. La más mediterránea de las hierbas usadas en cocina, es originaria de la India y es la planta sagrada de Vishnu. Su introducción en Europa se la debemos primero a los griegos y sucesivamente a los romanos para quienes era el símbolo de los enamorados. En el antiguo Egipto fue utilizada como uno de los componentes del bálsamo usado en el proceso de momificación. Ha sido frecuentemente considerada como venenosa; mientras que las leyendas africanas afirman que protege de los escorpiones, las tradiciones europeas aseveran que es un símbolo de Satanás. De forma análoga, en la actualidad es un signo de amor en Italia, pero representaba el odio, la desgracia y la pobreza en la antigua Grecia. En algunas culturas caribeñas se la considera con poderes naturales que ahuyentan las malas influencias espirituales (espíritus oscuros) y atraen las corrientes positivas de los espíritus de luz. En Cuba es muy usada en sesiones espirituales y es costumbre pasar un ramo fresco por la cabeza y el cuerpo del médium. Entre espiritistas y médiums, la albahaca es la hierba más recomendada a los creyentes. También llamada "Hierba de la bruja", se le suponen múltiples virtudes mágicas, muchas relacionadas con el amor, como por ejemplo, el predecir, puesta en la mano de alguien, si es promiscuo o poco fiel: según la tradición, si la planta se marchita en seguida, mejor se busca otra pareja. Por el contrario, espolvoreada sobre la persona amada mientras ésta duerme, dicen que asegura su fidelidad.
La albahaca tiene un sabor picante a clavo y huele un poco a menta y regaliz.
La albahaca –Ocimum basilicum–, de la familia de las lamiáceas o labiadas es una hierba aromática anual de crecimiento bajo (entre 40-60 cm.); con hojas opuestas, de color verde intenso en el lado superior y verde-gris en el inferior, ovales u ovadas, dentadas y de textura sedosa, con formas diferentes según la especie con glándulas de aceite. Emite espigas florales terminales, con flores sésiles, labiadas, con brácteas verdes, reunidas en una panícula terminal, tubulares de color blanco o violáceo. Es una planta anual, las hojas nuevas son las más perfumadas y sus hojas deberían ser usadas cuando la planta tiene una altura de 20 cm. La albahaca crece bien en terrenos simples, bien asoleados y bien regados. Esta planta es muy sensible a las heladas.