Jengibre

Jengibre

Esta peculiar planta se ha utilizado por milenios en la medicina ayurvédica de la India y en la medicina china. Las culturas Hindúes y Chinas lo han consumido como un aliviante digestivo. Los chinos consideran al jengibre como el yang, o comida picante, la cual equilibra la comida fría ying para crear armonía. Ampliamente utilizado por el Imperio Romano, se vio relegado al olvido después de su caída y fue recuperado por Marco Polo en su viaje a oriente. Puede encontrarse en estado silvestre en muchas islas del Caribe, donde florece espontáneamente lo que no ocurre en regiones cálidas cuando es cultivado. El principal país productor del mundo es Jamaica. Otros países productores son: India y China. Llegó a Europa y América como una hierba medicinal y como una bebida suave muy popular para alivios estomacales (ginger ale, ginger beer, y ginger tea).
Es una planta originaria de las zonas tropicales del sureste asiático. El nombre original sringavera es un vocablo sánscrito (que significa en forma de cuerno) que pasó al persa como dzungebir y a su vez al griego como dziggibris, en latín se convirtió en zingiber y en español llegó como jengibre.
Se sabe que, desde hace 3.000 años, se viene cultivando en Asia tropical. Después de la pimienta, era el jengibre la segunda especia en orden de preferencia por parte de los romanos. Plinio hace mención de su precio y mencionaba su origen en algún lugar en Somalia, Etiopía o el sureste de Egipto. En el Jardín de las Delicias, los musulmanes justos, que por estar muertos, no son espíritus puros, encontrarán jengibre para honrar a las huríes "Una mezcla de vinos exquisitos y agua pura de Zangebir es su bebida" Corán, Sura LXXVI-17.